El viernes 13 una tormenta magnética golpeará la Tierra ¿Será el fin tecnológico?

Tormenta solar

Una tormenta magnética amenaza con apagar la tecnología que tanto utilizamos hoy en día.

Me estaba dando un paseo por este maravilloso Mundo Online cuando de repente me topo con un noticia que me hizo reflexionar sobre un tema que quizás se le presta poca atención y no por eso deja de ser importante.

Varios medios digitales advierten sobre una tormenta magnética que tocará la tierra el próximo viernes 13 -linda fecha eligió la tormentita- la cual durará hasta el sábado 14.

Según el Centro Meteorológico ruso, Fobos,en los próximos días llegará a la Tierra una nueva parte del viento solar que se convertirá en tormenta magnética. Se espera que la magnetosfera de la tierra se encuentre perturbada desde el 11 hasta el 15” señala un comunicado emitido por dicho centro.

Se advierte la probabilidad -aunque no se sabe a ciencia cierta- de que algunos dispositivos electrónicos presentes fallos en su funcionamiento, lo que podría provocar accidentes en la población, por tal motivo instan a extremar la precauciones.

Me imagino lo que puede estar pasando por sus cabecitas querid@s lectores/as “¡siempre dicen lo mismo y nunca pasa nada!” “¡no hay que hacerle caso a los rusos, si la NASA no dice nada es que es mentira!” Es verdad que se han dado noticias sobre tormentas solares y siempre se dice que ban a resultar afectada la tecnología, que nos vamos a quedar sin Internet y que ya nada funcionará por un tiempo, y al final no pasa nada de nada 🙁 .

Ahora llega mi reflexión: ¿Y si esta vez ocurre? ¿Y si esta vez nos quedamos sin los avances tecnológicos? ¿Cómo serían los primeros días, meses, e incluso años?

Así en lo corriente lo primero que quizás echaremos de menos es la comunicación instantánea a la que estamos acostumbrado.

Otra cosa que extrañaremos y es más dolorosa que lo anterior es nuestro dinero, ya que los bancos trabajan con datos y ya no se utiliza mucho papel, se tendría que retroceder en el tiempo y trabajar como lo hacían nuestros abuelos.

Quienes peor lo van a pasar son l@s adolescentes, esos que no conocen otra cosa que el móvil, la tablet, los ordenadores y las consolas para divertirse y comunicarseya estoy como los viejos criticando a la juventud ¡porque nosotros éramos mejores mijito!-. Son ellos quienes más van a sufrir, pero no mucho, pronto se acostumbrarán, aunque yo por las dudas no quiero a ninguno cerca – se ponen pesados cuando se aburren- mejor será observarlos de lejos.

Donde realmente preocupa que sucedan estas cosas es en hospitales, policía, bombero, ministerios gubernamentales, en todos esos lugares donde se manejan temas importantes para la vida y la estabilidad de un país.

Farmacéutica

Por otro lado quizás no sea tan trágico, puede que después del caos se reinvente las sociedades con mejores valores, sabiendo que lo material no es lo fundamental en la vida.

Si esto sucediera muchas personas se darían cuenta que hoy tienes todo y mañana puede que no tengas nada.

Quizás los pueblos que menos adelantos tecnológicos tengan sufrirán menos y podrán vivir mejor, ya que si no hay demanda de tecnología tampoco hará falta robar minerales de lugares como África donde explotan a los niños. Tampoco harán falta esclavos que fabriquen la ropa que compramos hoy, y que gracias a ello las empresas como Inditex se hagan cada vez más ricas.  

Tampoco se le robara la comida que se cultiva en América del Sur o Centroamérica para dar de comer a la población del primer mundo, mientras que los ciudadanos de los países productores tienen que pagar mucho más caro sus productos que los europeos o norteamericanos.

Ya no hará falta que Monsanto siga envenenando a la poblaciones menos afortunadas y contaminando las tierras y aguas de aquellos lugares donde se utilizan las semillas transgénicas y sus agrotóxicos.

Muchas cosas pueden pasar si a partir del viernes hay un apagón tecnológico, los primeros tiempos reinará el caos, pero luego el humano se reinventará y la naturaleza aprovecharía este parón para reconstruir algo de lo que nosotros por nuestra inconsciencia hemos destruído.

Diente de León

Puede que el viernes y el sábado no ocurra nada, o puede que si. Si ocurre, puede que dure un día, una semana, un mes, o años, eso no se sabe con exactitud.

También hay que tener en cuenta que porque el día 13 y 14 no suceda nada no vaya a suceder en un futuro, siempre está el riesgo, y por tal motivo deberíamos estar preparados, sobre todo mentalmente.

1 Comment

  1. Al final no pasó nada, como era de esperar, pero de todas formas este artículo nos puede servir para reflexionar que tan importante es el mundo virtual para nuestras vidas y que poca importancia le damos al mundo físico, el de hablar a la cara, el de los abrazos, el de dar la mano. Estamos acostumbrando a nuestros menores a cambiar todo lo antes mencionados por los famosos emoticonos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.